¡Comparte en tus redes!

En un mundo mágico, existía un pequeño unicornio que quería salir a recorrer el mundo, pero no sabía que era muy peligroso.  El seguía insistiéndole a su padre, quien era el rey de los unicornios, pero  siempre le recordaba que algún día  sería su sucesor y debería cuidar su familia. Tiempo después, el monarca de los unicornios le dijo a la guardia real que fueran a buscar a su hijo, pero lo que él no sabía era que este se había escapado.

El pequeño unicornio en su huida conoció a un humano que se llamaba Henry el cual era muy amable, se hicieron buenos amigos y empezaron a recorrer el mundo juntos.

Llegó el día que la guardia real los encontró, en ese momento el unicornio estaba asando un pato en una parrilla para comer con su amigo. Este, al ver la guardia, de inmediato huyó a otra parte lamentablemente Henry no logró escapar y fue arrestado. La guardia real pensó que Henry le había hecho daño al pequeño soberano de los unicornios.

El príncipe unicornio preocupado volvió donde su padre y le dijo todo lo ocurrido, le pidió el favor que soltara a Henry que se había convertido en su mejor amigo y lo menos que quería era ocasionar problemas.  Al ver el rey unicornio que su hijo era feliz y que quería mucho su amigo le dio un regalo y fue convertirlo en humano para que pudiera vivir con Henry recorriendo el mundo.

Escribe unas lineas