¡Comparte en tus redes!

En un bosque demasiado lejano existía una abejita que era muy juguetona y muy inquieta, ella estudiaba con muchos amigos, cada uno tenían un puesto en el salón. Solo su amigo Juan creía todo lo que Biz Biz decía.  Una de las historias que ella más contaba era que había ogros en el bosque, nadie creía solo Juan.

Un día, decidieron ir a buscarlo con la sorpresa que lo encontraron, por suerte era un ogro bueno y se hicieron buenos amigos. Entonces la abeja le dijo que si él sabía dónde vivían los unicornios y él le dijo que sí, otra historia que sus amigos de salón tampoco creían.

Entonces empezaron el viaje hasta la casa del unicornio; este, al verlos, no los dejó entrar porque no le gustaba ser molestado; la abeja habló con él detrás de la puerta y ahí si los dejó entrar. Hablaron de sus cosas toda la noche y se hicieron muy buenos amigos todos. Desde ese entonces, sus compañeros de clase creen en las historias maravillosas de Biz Biz.

Fin.

Escribe unas lineas