¡Comparte en tus redes!

Si tú supieras como es mi historia te quedarías boca abierta…

Pero solo te lo voy a decir en unos capítulos…

Yo nací el 8 de mayo del 2007 era una persona muy linda y feliz con mi madre y mi padre, cuando yo tenía 1 año mis padres se separaron y yo no sabía el por qué. Después de un tiempo mi madre y mi padre se consiguieron otras parejas… uno de mis sueños era hacer que mis padres volvieran a estar juntos ¿bueno que estoy diciendo?

Mi madre pasó por varias relaciones hasta que encontró nuevamente el amor, conoció a un hombre maravilloso tanto con ella como conmigo siempre nos dio prioridad en su vida y por eso estoy muy agradecida… Fue pasando el tiempo y yo me sentía sola, triste y de inmediato le dije a mi madre que me ingresara a un colegio y lo hizo, pero en ese colegio no a todos les simpatizaba. Una niña llamada Sharon era una de mis contrincantes jajaja pero tiempo atrás éramos mejores amigas, lastimosamente un día me caí de la bicicleta y me pegue con una piedra grandísima en la nariz, la verdad llegue a la casa como si me la hubiera roto. Cuando Sharon me la vio dejo de ser mi mejor amiga y me empezó a juzgar y a decir cosas que solo ella sabía de mí.

DIFÍCIL DE CREER

Había llegado un año nuevo, una profe nueva y una alumna nueva. Una alumna que era otra de mis contrincantes jajaja. Era una niña que a mí me caía gorda, fea donde todos los días a las dos nos anotaban en el observador, una niña que me tenía envidia a mí y yo le tenía envidia a ella. Pero lo que yo buscaba era hacerme amiga de ella y ella hacerse amiga de mí. Por qué las dos éramos las niñas populares, las niñas que todos querían ir detrás de ellas. Debo ser sincera al principio fue muy difícil porque ninguna de las dos nos queríamos. Todo el tiempo discutíamos y nos tratábamos mal entre sí. Con esa niña estudie 2 años seguidos. Pero esos dos años las dos aprendimos algo. Aprendimos a convivir, a llevarnos bien a medida del tiempo. Bueno como ya les había dicho esa niña llamada Nía se fue convirtiendo en mi mejor amiga. Aunque la negaba en frente de todos, cuando me hablaba la ignoraba,  cuando me invitaba a jugar la rechazaba,  cuando me juntaba con mi grupo la excluía. “no se preocupen ahora no soy así” bueno les voy a contar algo, pero que quede entre nosotros. ¡Ok! Un día le hice bulling a nía porque era menor que yo. Empecé a gritarla y a tratarla súper mal. Nía empezó a llorar y no paraba de llorar. Lo único que decía era «que yo era la peor, que ojalá nunca me hubiera conocido, que se quería morir, que se quería ir, que quería desaparecer de este mundo» en ese momento me sentí tan mal, pues Nía que era mi mejor amiga, era como si ya no lo fuera. Pasaron muchos días y Nía todavía no me disculpaba, me sentía tan culpable. Pues por mi Nía estaba así… Un día vi a Nía, pero estaba normal era como si ya hubiese olvidado la pelea. Pero yo no. No podía olvidar lo que le había hecho. Pero al parecer ella ya lo había superado. Bueno, un día la profesora pidió que se hicieran en grupo. Por suerte todos se habían hecho en grupo y solamente quedábamos Nía y yo así que la profesora pidió que nos hiciéramos en grupo. Nía primero se negó. Pero después no le quedó otra opción sino hacerse conmigo. En toda la clase no me miró, ni me hablo, era como si yo no existiera, le intente hablar e intente pedir disculpas. Nía se quedó callada unos 10 segundos y me dijo: te disculpo, pero por favor no lo vuelvas a hacer porque aunque no lo creas todavía me duele, pero lo he disimulado muy bien. Al final Nía y yo volvimos hacer mejores amigas, pero después la dejamos de ser por situaciones incomodas. Y no lo van a creer ya habían  pasado 2 años. Ósea estaba en cuarto y tenía 9 años. ¡Que felices los pase! ¡Fue muy divertido!

UN AMOR CON CONSECUENCIAS

Las personas en especial las niñas nos enamoramos. De algún chico. De pronto ustedes chicos no entenderán este capítulo a la perfección, pero bueno. Les voy a contar una historia que me pasó. El día 16 de enero del 2018 había empezado un año nuevo, como siempre yo no fui el primer día de clase, pero mis amigas me decían que ese año si me había perdido de lo más wow. Ese día yo me había quedado en la casa de Fia. Fia era mi mejor amiga después de Nía. La casa de Fia quedaba al lado del colegio. Después, de curiosidad  Fia y yo nos asomamos a una ventana del salón de tercero. En ese momento también se asomaron dos compañeras del salón Pau y Ari. Nosotras empezamos hablar y a ellas se les da por hablar del chico nuevo, por supuesto yo las estaba escuchando, hay, pero lo único que escuchaba era. «hay el niño nuevo es más lindo, es hermoso. Hasta una dijo, es el niño que me robo la vida, ¡y yo! pues… yo con la intriga de quien era ese niño del cual ellas hablaban tanto. Después cuando el profesor llego al salón ellas dejaron de hablar con nosotras y se sentaron en los puestos del salón. Fia y yo fuimos corriendo a bañarnos y cambiarnos para a la salida ver al niño nuevo. Y así fue. Desafortunadamente el niño se había ido antes que nosotras llegáramos y no lo pudimos ver.

Al siguiente día me levanté súper temprano me cambié y me fui para el colegio. Esperé 30 minutos y nada el niño que yo quería ver no aparecía. Llegó un poco tarde, pero si señores si lo alcance a ver. Al principio me pareció un niño normal. Pero a medida que iban pasando los días. Lo iba conociendo cada vez más y resulte enamorada. Si chicos, ese niño me parecía lindo, entonces lo empecé a buscar por Facebook, pero no, no había nada de información sobre él. Entonces empecé a preguntarle cosas a él. Pero como que era tímido por que no decía ni una sola palabra. Al final fue que me habló, pero no dijo nada más sino un simple «hola». Pasaron dos días y el niño tímido ya no era tan tímido,  me empezó a hablar y a contar cosas sobre él. ¿Díganme alguna vez se han enamorado como yo?

Yo creo que sí. ¿Y qué fue lo que más te gusto de ese niño o niña?

A mí lo que más me gustó de ese niño fue su pelo. Tenía un pelo tan lindo y tan suave parecía un niño tan humilde, pero resulto como todos los que había conocido y que hacían parte de mi vida. Ese niño resultó violento, agresivo y no sabía respetar, ni valorar a las niñas.

TODO CAMBIÓ

En mi mundo yo solo veía diversión que todo era color rosa. Pero fui creciendo y me fui dando cuenta que no era así. No todo era como yo pensaba. Algunas cosas podían ser más difíciles, pero otras podrían parecerme pan comido. Precisamente el día 22 de junio del 2018 era mi primera clase de mis primeros pasos en cristo. Fue una clase muy lógica y una decisión muy grande. En esa clase me explicaron todo, en qué pasaría si yo sigo las cosas del mundo. Me hicieron aclarar todas las dudas que yo tenía. Después de esa clase me puse a pensar y a pensar para poder saber si bautizarme era lo que yo quería en mi vida. Tenía dos decisiones, pero solo una de esas podría quedarse y la otra mantenerse. Una de esas era abandonar mi sueño de cantante y bailarina y la otra seguir los pasos de Dios y el camino que él tendría preparado para mí, claro que elegí la segunda. No solo por mí sino por el futuro que Dios me había preparado. Cuando al fin llegó el día del bautizo, yo estaba muy nerviosa pues era la primera y la última vez que me bautizaba y lo mejor era que mi mamá se bautizaría conmigo. Cuando ya me tocaba mi mamá empezó a llorar, le dije que no pasaría nada que todo iba a estar bien y que la amaba mucho. Ella me aclaró que solo lloraba de felicidad. Cuando estaba entrando a la piscina llamaron a mi mamá y de pura casualidad nos bautizaron a las dos en el mismo lugar y al mismo tiempo. Para las dos fue un gran momento pues no solo nos habíamos bautizado, sino que también habíamos tomado una gran decisión para nuestra vida. A partir de ese momento ya no podía escuchar música mundana, no podía bailar ni cantar. Pero a pesar de eso yo había aceptado la decisión y yo sabía que me esperaba después del bautizo y cuales iban hacer las consecuencias, pero sabiendo eso acepté sin dudarlo.

 LO HARÉ

Jamás pensé que yo serviría para algo, la verdad pensé que la gente solo se acercaba a mí por interés, pero no, con el tiempo me fui dando cuenta de que no era así, les voy a decir algo, si en algún momento tú te sientes solo como si todos te odiaran recuerda mis palabras: “nada ni nadie es más importante que tú, ahora levántate y sigue tus sueños, aunque haya una época en la que quieras desaparecer del mundo, ponte a pensar y recuerda que tu vida no se ha acabado solo por eso que hiciste o que te hicieron. A pesar de que estemos en la situación más difícil no pares de soñar y ten primero a Dios ante todo y sigue tus sueños aunque esas personas quieran hacértelos imposibles” mi sueño siempre fue ser porrista. Pero. Sí, hay un pero, hubo una persona que hizo que mi sueño no se cumpliera. Una persona llamada Wery, en mi caso era la peor persona del mundo, cuando llamaba lista supuestamente yo no aparecía en ella, cuando estaba haciendo los ejercicios me ponía más que a las demás. Cuando era la última que me recogían me ponía a recoger todo lo que habíamos usado aquella clase, pero no crean que tuve ayuda, al contrario lo tenía que hacer yo sola. De tanto hacer eso me agote, y me Salí del club de porristas. Fue esa persona quien quería destruir mi sueño, quien quería que yo ya no estuviera más en ese club. Pero eso es lo que él creía, pudo lograr sacarme, pero no pudo terminar con mi sueño.

Escribe unas lineas